Bienvenido, en CCPI nos preocupamos por tu seguridad y la de los tuyos.

Bienvenida Hogar

Nuestro hogar no es a prueba de fuego y es importante tomar medidas preventivas. Asegúrate de que tu familia sepa qué hacer para salir del hogar con seguridad.
A continuación te damos 10 consejos que contribuirán a tu seguridad y a la de tu familia.

  • Identifica los posibles causantes de incendio en tu hogar, como una estufa, calefactores, boilers, etc., asegúrate de que nada inflamable esté cerca de ellos.
  • Al cocinar, no lo hagas usando ropa con mangas largas o de cualquier otra que pudiera incendiarse al contacto con la estufa.
  • Apaga y desenchufa siempre la plancha en cuanto la desocupes o si vas a atender otro asunto.
  • No fumes en las camas o sillones.
  • Mantén encendedores, velas, cerillos y químicos del hogar inflamables fuera del alcance de los niños.
  • No sobrecargues tus contactos eléctricos y apaga los electrodomésticos cada vez que dejes de utilizarlos.
  • Usa detectores de humo en las habitaciones.
  • Si vives en un piso muy alto, asegúrate que haya una escalera para escapar en caso de incendio.
  • Mantén siempre en buen estado, un extintor en la cocina o en un lugar donde puedas tomarlo con rapidez.
  • Si sales de vacaciones o dejas tu casa sola durante varios días, no olvides cerrar la llave de paso del gas y bajar el switch de la electricidad.

Mantente alerta y platica con tu familia acerca de lo que deben hacer para evitar o lidiar con un incendio.

Cómo actuar en caso de incendio

  • Abandona la vivienda o el edificio lo más rápido posible. Esto parece obvio, pero mucha gente intenta rescatar sus pertenencias y pone en riesgo su vida.
  • Usa las escaleras, nunca los ascensores.
  • Al evacuar, muévete por debajo de la habitación, ya que el humo y los gases tóxicos tienden a subir con el calor. Cubre tu boca con ropa húmeda si es posible para inhalar menos humo y gases.
  • Si estás en una habitación con la puerta cerrada y sale humo por debajo, o ésta se encuentra caliente, no la abras; para pedir auxilio o alertar, hazlo por una ventana. Si no sale humo por debajo de la puerta y no está caliente, ábrela lentamente: si hay demasiado humo, o hay fuego en el pasillo, ciérrala de inmediato.
  • Si tu ropa se prende, no corras, tírate al piso, tapate la cara con las manos, y rueda para apagar las llamas

Bienvenida Empresa

A continuación te ofrecemos algunos consejos con el fin de procurar mayor seguridad en tu empresa. Bajo ninguna circunstancia se pretende sustituir los procedimientos de emergencia ante incendios que marca la Ley. Simplemente es una guía informativa para complementar la capacitación que deberás tomar, de acuerdo a lo que exige la autoridad, con respecto al tipo de empresa a la que perteneces.
También ponemos a tu disposición artículos informativos que indican la regulación vigente en cuanto las obligaciones laborales en materia de prevención.

Tu empresa deberá determinar un plan de prevención y de emergencia de incendios de acuerdo a sus necesidades.
El proceso de creación de un Plan de Prevención y Emergencia contempla:

  • La identificación y la evaluación de los riesgos potenciales posibles.
  • El inventario de los medios de protección existentes.
  • El establecimiento de la organización más adecuada de las personas que deben intervenir, definiendo las funciones a desarrollar por cada una de ellas en el transcurso de las diferentes emergencias que se pudieran presentar, estableciendo la línea de mando y el procedimiento para iniciar las actuaciones cuando se produzca la alarma.
  • La Implantación de un Plan de Emergencia, y su divulgación entre los empleados.

Características de un Plan de Prevención y Emergencia

  • Debe formularse por escrito.
  • Deben tener aprobación de la máxima autoridad de la Empresa.
  • Debe ser difundido ampliamente para su conocimiento general.
  • Debe ser enseñado y verificado su aprendizaje.
  • Debe ser practicado regularmente a través de “Simulacros”.

Plan de prevención de incendios.
Análisis de medio o entorno. Efectúe un listado de las condiciones medio ambientales que pudiesen provocar la iniciación de un incendio en su empresa. Algunas de estas causas son:

  • Causas naturales, rayos y sol.
  • Falta de orden y limpieza.
  • Descuidos Instalaciones provisionales.
  • Instalaciones eléctricas sobrecargadas.
  • Manejo inadecuado de fuentes de calor y de llamas abiertas.
  • Cigarros y cerillos usados en áreas prohibidas.
  • Almacenamiento inadecuado de líquidos inflamables, combustibles líquidos y gaseosos.
  • Almacenamiento de cilindros con gases, como: oxígeno, acetileno, o similares.

La determinación de las causas probables permite identificar y clasificar de acuerdo a su peligrosidad las zonas de riesgo y asegura tomar las acciones pertinentes de prevención aislando físicamente dichas zonas.
Recuerda:
Las zonas de riesgo. Son aquellos lugares que por su naturaleza, equipo, almacenaje, características físicas, acumulación de materiales, o cualquier otro factor proporcionan riesgo al personal, visitantes y bienes de la Empresa.

Bienvenida Industria

Con un buen programa de prevención de incendios es posible reducir o eliminar el riesgo de que estos ocurran en el lugar de trabajo, debemos concientizar a todos los empleados de la importancia que tiene cumplir con las medidas de seguridad, hay que ofrecer a todos ellos una capacitación adecuada para prevenir un desastre.
Es importante tener claro conocimiento de todas las zonas existentes en la empresa, así como de las instalaciones y por supuesto de todos los riesgos que acarrea los procesos que se realizan dentro, ya que cada uno de estos conlleva posibilidades de incendio o explosión que deben ser perfectamente identificados; la presencia de una persona con amplio conocimiento de la planta nos ayudaría a la prevención.
Es necesario saber los periodos del día, mes y año en que la empresa es más vulnerable al fuego y sobre todo establecer procedimientos para disminuir en lo posible la vulnerabilidad.
Otro de los aspectos que ayuda, son las revisiones, no sólo a los sistemas de detección y extinción de incendios, sino también a la revisión de todas las instalaciones existentes con riesgo potencial.

Inspecciones periódicas a realizar:

  • Hábitos de fumar de los empleados tanto en la planta como en las oficinas.
  • Equipo eléctrico, cables y cuadros de mando.
  • Sistemas de alarma contra incendios.
  • Equipos de extinción de incendios.
  • Estado general de la planta (orden y limpieza).
  • Sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado.
  • Depósito de combustibles.
  • Uso de combustibles y líquidos inflamables.
  • Procesos y trabajos industriales especiales, tales como pintura, corte, soldadura y otros que generen polvo inflamable.
  • Eliminación de residuos en procesos industriales.